Flores de Bach

Las Flores de Bach ayudan a alcanzar el equilibrio emocional para mantener una buena salud física y emocional y ver la vida de manera más positiva.

Las Flores de Bach fueron descubiertas por el médico, cirujano y homeópata londinense Edward Bach entre el  1928 y 1934. Es un sistema de curación completo, conocido hoy en todo el mundo y dirigido fundamentalmente a establecer la paz mental y modificar nuestra actitud emocional.

Dr. Bach experimentó con flores silvestres nativas de Gales, Gran Bretaña, hasta desarrollar 38 remedios florales, cada uno con propiedades para distintos estados emocionales con el objetivo de equilibrar las emociones y sentirse mejor con su vida.

“ La salud es nuestro patrimonio, nuestro derecho. Es la unión completa y plena entre alma, mente y cuerpo; y este no es un ideal difícil de lograr, sino uno tan fácil y natural que muchos de nosotros lo hemos descuidado”
Dr. Edward Bach 1930

Como muchos médicos de hoy,  Dr. Bach creía que la actitud mental juega un papel  vital en el mantenimiento de la salud y en la recuperación de la enfermedad. Como cada individuo reacciona de modo diferente ante una misma situación, el remedio para un mismo estado emocional variará según la persona que lo tome.

El Dr. Bach dio mucha importancia a los aspectos emocionales del individuo. A raíz de sus investigaciones, constató que las emociones tenían un marcado efecto tanto en el aspecto mental como en el físico y fue tras el estudio de los mismos que llegó a la conclusión de que  el origen de la enfermedad estaba en la falta de armonía interior y que las emociones tenían un marcado efecto tanto en el aspecto mental como en el físico.

“El propósito de las flores es apoyar la lucha del paciente contra su enfermedad corrigiendo los factores emocionales como la depresión, la ansiedad, el trauma y otros que se cree,  impiden la curación física. También se pueden utilizar de modo preventivo en momentos de ansiedad y estrés y son particularmente útiles para todas aquella personas que se sienten generalmente cansadas y en baja forma sin un diagnóstico médico específico.”
Stefan Ball  (Instituto Dr. Bach Inglaterra)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *